lunes, 4 de julio de 2011

Sed (hablar).

                                                                                                 A Leopard Skin.            
                      
Algunas noches te escucho pedirme un vaso de agua. 
Pero no eres tú, solo es la oscuridad y esa sed que no cesa.
Algunas mañana pienso en escribirte.
Pero se que ya no serás tú la que lea el mensaje.

Las sombras ya empezaron a marcharse.
Solo quedan unas pocas a las que a veces invito
con una taza de te de manzanillas.
Hablamos un rato y luego me dejan tranquilos unas horas.

Las charlas de políticas ya no son las mismas sin tus quejas.
Los poemas que leo ya no tienen el mismo valor sino puedo
compartilos contigo.
Hace un tiempo que no tengo con quien hablar. 

1 comentarios:

Blogger sunshine ha dicho...

Este me gusto, que sed tan real.

4 de julio de 2011, 15:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal